Maximiliano I de México, un cadáver destrozado

Maximiliano I de México fue emperador de México, era hijo de Francisco Carlos de Austria y Sofia de Baviera. Maximiliano I reinó entre 1832 y 1867.

El cadáver de Maximiliano tenía cinco impactos de bala en el pecho y abdomen y en el corazón. Cuando se trasladó su cuerpo hubo un problema un tanto humorístico, Maximiliano era bastante alto y no cabía en el ataúd asique le dejaron los pies por fuera. El segundo problema vino cuando el médico mexicano Vicente Licea, quitó uno de los ojos de Maximiliano y le puso uno de cristal de color negro y el emperador tenía los ojos azules.

Vicente Licea lejos de seguir cometiendo errores de gran nivel, siguió haciendo de las suyas, se lucró de todos los objetos del emperador. Los sirvientes de señoras de gran estatus social llevaban a Licea lienzos y pañuelos para humedecerlos en la sangre de Maximiliano, eso si pagando.

El coche que trasladó el cuerpo del emperador volcó dos veces, y en una de las caídas Maximiliano perdió un trozo de su nariz, tuvieron que hacérsela de cera para ser entregado a Viena.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: