San Lucas y su cráneo Dolicocéfalo

Lucanus o mejor conocido como San Lucas fue un escritor sirio del siglo I, escribió el tercer Evangelio.

San Lucas tuvo una salud bastante complicada, tuvo una grave osteoporosis, la columna vertebral la tenía mal por la artrosis y tuvo un enfisema pulmonar. Murió entre los 70 y 85 años aproximadamente. Fue enterrado en Tebas, Grecia.

Pasado el tiempo, los huesos de San Lucas estuvieron en la basílica de Santa Giustina de Padua, en Italia. En 1992, el arzobispo ortodoxo de Tebas pidió al obispo Antonio Mattiazzo algún hueso de San Lucas para poder adorarlo.

Un equipo de expertos hizo una reconstrucción del esqueleto de San Lucas. Estaban casi todos los huesos, aunque faltaba el cúbito derecho, un hueso del pie izquierdo llamado astrágalo y el cráneo. El cráneo de San Lucas estaba en Praga, en la catedral de San Vito. Gracias a un estudio se descubrió que el cráneo de San Lucas era dolicocéfalo, alargado hacía atrás y estrecho, el tipo de cabeza de los sirios en el siglo I.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: