Los huesos desconocidos de San Félix

Félix viene del latín “Feliz, dichoso”. En la antigua Roma, cuando los romanos martirizaban a los cristianos, al enterrarlos en las lápidas ponían “Félix” que significaba que habían muertos felices al hacerlo por su religión.

Vilafranca en Barcelona tuvo hace 300 años a San Félix. Le vistieron con un hábito y enterraron los huesos desconocidos en el altar. A raíz de eso, se le tuvo mucho cariño. Tras la Guerra Civil, los huesos fueron a parar a un nicho del cementerio de Vilafranca, cuando la guerra acabó volvió al altar.

Hubo alguien que dijo que los huesos sacados del nicho estaban equivocados y que no era ni santo ni nada, era supuestamente los huesos de una mujer.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: