Pablo Escobar y su lamentable exhumación

Pablo Emilio Escobar Gaviria fue un narcotraficante colombiano nacido en 1949 y fallecido en 1993.

Más de 5.000 personas despidieron a su gran héroe, llegaron a colapsar el cementerio Jardines de Montesacro, al sur de Medellín. Tantos admiradores le adoraban por su solidaridad con los más necesitados. Puso instalaciones deportivas para los jóvenes marginados e iluminación en los barrios más pobres.

Durante el entierro, los vecinos de Medellín pasearon por las calles el féretro equivocado. Era el guardaespaldas de Pablo Escobar, iban gritando “¡Viva Pablo!”.

La madre de Pablo murió en 2006 y aprovechando el entierro al lado de su hijo, se exhumó los restos del narcotraficante y no fue precisamente hecha por personas cualificadas. La penosa exhumación la hizo el sobrino de Pablo, Nicolás. Cogió el cráneo, le arrancó tres dientes y unos pelos del bigote para un análisis de ADN para una prueba de paternidad.

Hijos y mujer de Escobar salieron a escena enfurecidos para aclarar que todo era mentira, ni había demanda de paternidad ni permiso judicial para exhumar sus huesos, solo quería el hermano de Pablo, Roberto, coger esos dientes y pelos para venderlos por un altísimo precio rozando el millón.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: